Menú
×
Cadena 3

Consumo Interno

En 2019 el consumo de carne cayó 5 kilos por habitante

Con elevadas tasas de inflación y fuertes pérdidas del poder adquisitivo, el consumo es una de las variables más resentidas bajo este contexto.  

23/12/2019 | 08:14

De acuerdo a un informe realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario, en base a los datos reportados hasta el mes de octubre, el consumo total de carnes en 2019 se proyecta cercano a los 110 kg per cápita, lo que implicaría una contracción de más de 5 kg respecto del nivel promedio de los últimos dos años.

Aún a niveles de 100 kg per cápita, Argentina sigue siendo uno de los mayores consumidores de carnes a nivel mundial, junto a Estados Unidos, Uruguay y Australia.

Analizando la integración de este consumo, la carne vacuna pierde más, proporcionalmente, respecto del pollo y del cerdo, cuyos consumos se mantienen relativamente estables.

En este sentido, si nos alejamos de la coyuntura actual y nos remitimos al año 2009, vemos que el nivel de consumo total es exactamente el mismo que el proyectado para este año, 110 kg por habitante.

Sin embargo, diez años atrás, la carne vacuna representaba el 62% del consumo total mientras que actualmente representa apenas un 47%, es decir ha perdido 15 puntos de participación, de los cuales 9 los capturó el pollo y 6 la carne de cerdo.

El cambio ha sido paulatino y bien podría atribuirse a variaciones en la preferencia de la demanda. Sin embargo, la magnitud de dichas variaciones en el último año nos lleva a analizar qué está sucediendo a nivel del presupuesto de compra del consumidor medio.

Tomando como base el relevamiento de precios minoristas que realiza mensualmente el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), vemos que el incremento registrado en el precio de la carne tanto vacuna como porcina en los últimos meses, se ha ubicado por debajo de la tasa de inflación.

El quiebre de esta tendencia se da precisamente en el último mes relevado (noviembre), donde los principales cortes de carne vacuna exhibieron un salto promedio cercano al 10% mensual acumulando una suba interanual del 55,5% contra una tasa de inflación equivalente al 52,1% anual.

Para ese mismo mes, el precio del pollo fresco acumulaba un alza interanual del 63,7% mientras que el pechito de cerdo acompañaba la inflación marcando subas del 52%, respecto de noviembre del 2018.

El informe concluye asegurando que "estamos viendo un consumo sumamente golpeado por la pérdida del poder de compra de los salarios, que debe rebalancear su prepuesto a fin de atender las prioridades más urgentes".

Agrega: "Precisamente prioridad del nuevo gobierno deber ser recuperar el nivel de ingresos de los argentinos. La reciente suba de retenciones que comenzaría regir tanto para la carne como para otros productos agropecuarios, es poco probable que en lo inmediato se plasme en un ajuste de precios internos".

"El comportamiento reciente muestra un consumidor bastante inelástico a las bajas de precio en términos reales; de hecho, hemos visto meses de consumo en descenso con precios de la carne marcando importantes retrasos contra inflación".

"Por ello, más allá de congelamientos transitorios o acuerdos generales de precios, la reactivación del consumo debe venir definitivamente de la mano una mejora real del nivel de ingreso", finaliza el informe.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Agenda

Los Agusti

Audios

Guillermo Abratte - AFAMAC

Oscar Gentili - Imegen S.A.

Carlos Galarza - INTA Marcos Juárez

Te puede Interesar

Cae mil dólares la tonelada de carne exportada a China

Video

Grimaldi: "Garantizamos el abastecimiento nacional"

Ieral: en Córdoba la faena bovina se incrementó un 7%

Lo Último

Audio

Sudáfrica: el gran objetivo de las exportaciones argentinas

Audio
Video

Medidas europeas incidirán en la producción argentina

Audio

"Siempre vivo, siempre verde", lema del congreso de Aapresid