Menú
×
Cadena 3

Control de malezas

Herbicidas residuales: el beneficio es superior al costo

El Ingeniero Juan Caporicci, Gerente de Herbicidas FMC Cono Sur, brinda las recomendaciones para adoptar la mejor estrategia de control de malezas, con el uso de Finesse.

17/03/2020 | 18:15

La llegada de marzo representa el momento clave para la cosecha gruesa, es cuando se intensifica la recolección del maíz y comienza a levantar los primeros lotes de soja. 

Y también es clave pensar en la campaña siguiente, planificando la mejor estrategia de barbechos para anticiparse en la cada vez más disputada batalla contra las malezas.

La aplicación de herbicidas residuales es una de las principales armas para las especies invasoras.

Finesse, un inhibidor de ALS, es la herramienta que recomienda FMC para evitar daños que posteriormente se traduzcan en perjuicio económico.

“Es un herbicida que puede utilizarse tanto en la presiembra de trigo como en un barbecho largo para soja, con altísima efectividad y muy contundente para el control de malezas", explica Juan Caporicci.

El momento ideal para su aplicación es apenas terminada la cosecha de soja. Suele combinarse con otros herbicidas como glifosato o 2, 4-D, para "quemar" las malezas presente

“Al ser de acción residual, la idea es que llegue bien al suelo", afirma Caporicci

funciona de manera contundente en casi todas las especies que aparecen en invierno; fundamentalmente, las de hoja ancha, como rama negra. En el caso de las gramíneas, como Lolium (raigrás), estamos desarrollando un nuevo producto que pronto se lanzará al mercado, con un nuevo modo de acción.”

El ingeniero también recomienda contar con varias armas para realizar un control de malezas adecuado, e ir rotando los modos de acción.

Por otro lado, Caporicci hace hincapié en el error de no analizar concretamente la relación costo - beneficio que tiene el uso de herbicidas residuales.

“A menudo solo se evalúa el valor que tiene aplicar cierta cantidad de litros por hectárea, pero no se cuantifica la pérdida que uno puede ahorrarse en el consumo de agua y nutrientes que hace la maleza y se lo quita al cultivo, afectando su rendimiento.”

Para el especialista, se trata de una evaluación de mucha relevancia en un contexto económico y climático dificultoso, con aumento de los derechos de exportación, en el que muchos productores pueden reducir el uso de insumos y de tecnología

“Que la incertidumbre no nos tape el bosque de que las malezas, esté como esté la economía, van a aparecer y hay que combatirlas. Hay que tener cuidado: no hacer nada es siempre mucho peor.”


Agenda

Los Agusti

Audios

Guillermo Abratte - AFAMAC

Oscar Gentili - Imegen S.A.

Carlos Galarza - INTA Marcos Juárez

Te puede Interesar

Trigo: se reduce el saldo exportable y suben los precios

Trigo: 250 mil hectáreas regulares por falta de lluvias

Lo Último

Trigo: 250 mil hectáreas regulares por falta de lluvias

Maíz: 84 qq/ha de promedio y más de 21M de toneladas

Se prevé una caída del 10 % en la siembra de maíz 2020/21