Menú
×
Cadena 3

LAS RETENCIONES

A 14 años del voto “no positivo” más famoso

El diputado nacional Ricardo Buryaile, titular de la comisión de Agricultura de Diputados, dirigente agropecuario, recuerda el desempate de Julio Cobos en pleno conflicto y admite que “nadie ganó”

18/07/2022 | 18:11

Acaban de cumplirse 14 años del recordado voto “no positivo” del ex vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, frenando la implementación por ley de las polémicas retenciones móviles.

Un país estuvo en vilo desde marzo a julio de ese año en medio de la pretensión insaciable del Gobierno de Cristina Kirchner de quedarse con la gran parte de la torta del agro.

Un activo protagonista de ese momento histórico es ex el ministro de Agricultura, dirigente de CRA y actual diputado nacional y presidente de la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación, Ricardo Buryaile. En diálogo en exclusiva con El Campo Hoy recuerda que aquella fue “una jornada muy intensa, yo diría inolvidable para todos los argentinos. Porque el día anterior habíamos hecho un acto en el Monumento a los Españoles adonde fue una multitud. Recuerdo que uno miraba sobre avenida del Libertador y había siete cuadras de personas desbordados. Era impresionante, imponente. Y esa noche me encargaron que organizara la transmisión de la sesión del Senado. Nos prestaron una antena y así pudimos hacerlo y estuvimos hasta el otro día, hasta las 4 ó 5 de la mañana, una jornada con mucha tensión, donde los votos nos decían que iban y venían y la gente estaba de muy mal humor. Son los recuerdos imborrables de la vida argentina en aquel momento que vivía un estado de locura por todo lo que pasaba, imposible de creer.

- ¿Y ustedes sabían lo que iba a hacer Julio Cobos?

- No, no, no lo sabíamos. Teníamos la impresión que podía ser. Estábamos en contacto con algún secretario de Julio Cobos, Pero no sabíamos y la duda eran algunos votos, como iba a votar Saadi y después terminó votando a favor. La duda era como iba a votar Emilo Rached, de de Santiago del Estero que fue una sorpresa que votara en contra. Uno nunca termina de saber los números, pero sabíamos que era voto a voto.

- En ese momento los legisladores estaban siendo muy observados en el interior, no por toda la gente, la sociedad.

- La gente observaba con mucha atención y nos pasaba y nos decía la desesperación en general que había. A los pocos días de esto estábamos en La Rural, tengo amigos de Asunción que fueron a la a la Rural de Palermo y en Paraguay ellos se quedaron mirando la votación hasta las 04:00, porque lo vivían con mucha, mucha emoción.

La 125 arrancó siendo un problema sectorial y un problema entre el gobierno y los productores por la renta. Y terminó siendo un problema de la sociedad. La sociedad dijo no a una forma de conducirse, de hacer política y toda esa locura que se vivía en ese momento.

- En ese momento decidiste dedicarte a la vida de la política partidaria?

- No, no, en ese momento no. Yo soñaba ser presidente de CRA y me habían ofrecido ser diputado nacional y yo no tenía idea lo que era y dije que no, porque yo quería ser presidente de Confederaciones Rurales. Y entonces después, al año siguiente, en el año 2009, cuando Néstor Kirchner adelanta las elecciones me ofrecieron el cargo. Yo no sabía dónde me metía. Dije que sí y acá estoy. Gracias a Dios la vida me dio esta posibilidad y le estoy agradecido.

- ¿Qué rescatas de aquella gesta que quedó al día de hoy y para qué sirvió?

- Yo creo que nadie ganó con eso. Un Gobierno soberbio en un clima de violencia, cuatro meses la Argentina parada en un momento en que a la Argentina le iba bien. Creo que ganar no gano nadie, pero si hay un antes y un después. Yo no conocía el Congreso de la Nación y creo que mucha gente no sabía la diferencia entre un diputado y un senador. No se sabía cómo funcionaba, no sabíamos lo que era el quorum, la comisión, como se despacha un proyecto. No había tantas transmisiones ni programas políticos en aquel momento. Hoy tenés política en todos los canales, desde la mañana hasta la noche. Entonces la política a partir de ese momento se transparentó mucho. El sector agropecuario salió del suplemento rural para estar en algún caso en la página política y tiene hoy mucha preponderancia en la página económica.

También la sociedad que le dijo al gobierno no queremos violencia, queremos otra forma de hacer política. Entonces, a partir de ahí, lo único que hizo el kirchnerismo es ejercer violencia de otra manera que no sea tan explícita. Esos discursos de Cristina, de piqueteros de la abundancia, la descalificación. Néstor Kirchner tratándonos de grupo de tareas.

Nos teníamos que esconder para reunirnos. A uno de los nuestros lo persiguieron y le tiraron patadas e más. Fue un momento bravo, pero lo más emocionante y que me ayudó a mí, eso era el que tenía la organización de los eventos. Encima que andaba la imagen que me quedó en mis ojos de del acto de Rosario y de y del Monumento a los Españoles. Esas cosas no me lo olvido nunca más.

- ¿Qué similitudes o diferencias ves a lo que está sucediendo hoy?

- No, no tiene nada que ver. Lamentablemente el conflicto sigue, pero se ha transformado. En aquel momento no inicia como un conflicto ideológico, sino que de un gobierno que le importaba tres pepinos lo que pasara, que solamente quería los recursos del sector agropecuario. Hoy es distinto. Hoy el gobierno tomó como una bandera enfrentarse al campo, digamos. Entonces escuchás algunos tontos hablar de agrotóxicos, algunos estúpidos que creen que el campo es soplar y hacer botella y que ustedes la levantan con pala. Y todas esas cosas que uno escucha del tipo que nunca en su vida pagó una quincena ni pagaron el formulario 931.

El kirchnerismo siempre busco un enemigo, porque el enemigo es lo que le da épica, lo que le da el movimiento, esa bravuconada de enfrentar a alguien. Y entonces fue la Iglesia, fue la Justicia, los medios concentrados, ahora es la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, pero desde el 2008 es el campo y es el campo al que lo enfrentan y lo han ideologizado.

- Por último, Ricardo, en tu rol ahora en la actualidad, ¿qué podés aportarles a las soluciones que está pidiendo, por ejemplo, la mesa de enlace?

- Cuando uno es diputado, senador, concejal, diputado provincial, lo que podes aportar es trabajo, ideas, conocimiento, voluntad de hacer las cosas bien, no te podés comprometer a hacer lo que lo que necesitas o a sacar leyes que no dependen solamente de voss.

Por eso como diputado prometo sostener las convicciones que me trajeron hasta acá y que creo que tenemos todos los productores. Segundo, trabajar, porque es lo que tengo que hacer es ver cómo le aporto dinámica la Comisión para que los proyectos de los diputados, sea de uno o de otro sector, puedan ser tratados.

Agenda

Te puede Interesar

Audio

¿Habrá un dólar soja?

Audio

Batakis y las retenciones

Lo Último

Audio

Schiaretti se reunió con la Mesa de Enlace

Audio

Bahillo recibió al campo

Audio

Las rurales cordobesas calientan motores