Menú
×
Cadena 3

90 años de Molinos Gastaldi

Acopio, harina y maní

La empresa de General Deheza se apresta a cumplir 9 décadas de vida, sustentada en los valores fundacionales de la cultura del trabajo y la diversificación productiva.   

23/11/2021 | 11:41

En diálogo con EL CAMPO HOY, Luis Gastaldi recordó los hitos que consolidaron aquel emprendimiento en una sólida estructura que se consolida desde el sur cordobés.

- ¿Qué rol cumple el maní en la estructura de la empresa y qué potencial tiene el cultivo para la región?

- Argentina está a contramano de la producción mundial, nuestros dos competidores son EE.UU y China, y los hemos desplazado por la calidad de nuestro producto. Esto no es fanatismo ni mucho menos. El maní argentino es sustantivamente superior en cuanto a gusto respecto del maní americano, que es un maní de sabor neutro, mientras que en Argentina por las propiedades de la tierra, según los análisis que hemos hecho, además de las mezclas de semillas (gracias a INTA Manfredi) se está produciendo un maní de altísima calidad con la mejor maquinaria del mundo. Argentina tiene un futuro que puede oscilar en las 420.000 has porque el cultivo se ha extendido hasta la Provincia de Buenos Aires. Estamos apostando a eso. Ahora, se ha incorporado en blanchet (crudo) de maní que requiere estructuras nuevas, y lo demanda le mercado. Para el cluster manisero esto es importante y para el gobierno provincial todavía más. Las exportaciones permiten un ingreso genuino de U$S 1.000 millones y de 10 a 12 mil puestos de trabajo, es una verdadera economía regional.

- ¿Qué necesita la cadena para terminar de consolidarse? 

- Al tratarse de una economía regional, no debiera tener gravámenes ni subsidios. Deberíamos estar a la altura de los otros países que tienen beneficios. Yo no pretendo eso, pero que por lo menos no tengamos ni perjuicios ni beneficios, que tengamos un nivel cero en una palabra, y eso redundaría en beneficios de una mayor crecimiento del cultivo.

- ¿Cómo hace una empresa para cumplir 90 años en Argentina?

- Nuestra empresa fue fundada en 1931, por los hermanos Gastaldi y su cuñado Luis Macario. Con la intención que ese molino que querían construir tuviera una producción de 15 toneladas de harina por día. Hay luego un interregno de casi 47 años, cuando se decide hacer un molino nuevo con toda maquinaria importada de Suiza con capacidad de molienda para 120 tn de trigo. Luego hubo otros avances, cuando en 2003 se aumentó esa producción a 210 tn. diarias de molienda, y en 2010 se hizo una reforma muy importante aumentando la producción un 50 % llegando a unas 315 tn. para que hoy nuevamente mediante una reforma de hace un par de años, estemos moliendo 350 tn. por día, generando una producción de 15.000 bolsas de 25 kg. de harina por día.

- ¿Cómo está compuesta su red de distribución?

- Toda esa mercadería se distribuye en el norte argentino: Tucumán, Salta Jujuy, Mendoza San Juan, San Luis, todo Córdoba, una buena parte de Santa Fe. Ese es nuestro circuito de ventas con panaderos de forma directa.

Tenemos la satisfacción de que a pesar de esta pandemia nuestra venta siguió siendo fluida.

El negocio es fino: tenés que tener bien aceitado todo para tener un máximo rendimiento, para que por cada tonelada de trigo que muelas, poder alcanzar un rinde de 75 a 76 %. Eso te permite manejar el negocio.

Sumado a eso, es importante destacar que en nuestro caso, tenemos una capacidad de almacenaje de materia prima de 75 a 80 mil tn, cuando la necesidad de nuestra materia prima va de 100 a 105 mil tn año.

Esa capacidad de almacenaje con alta capacidad de descarga permite distribuir la mercadería en los silos de almacenaje para lograr una estandarización en la producción.

-¿Cómo describiría el ADN de la empresa?

- Nuestra impronta se basa en el legado que recibimos de nuestros mayores, que fue la apuesta al trabajo, y diversificamos, porque en paralelo tenemos una importante producción de maní confitería, que en un 95 % va a exportación. Eso ha tomado vuelo teniendo en cuanta lo que significa esta economía regional.

Nuestro mejor regalo que la impronta de apostar al trabajo que hace digno a las personas. Tendemos 200 personas fijas y en la temporada de cosecha de trigo y maní incorporamos algunas más.

Guardo imborrables recuerdos de tantos amigos que siempre llevaré en mi corazón.

Agenda

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

La Escuela de Lechería tendrá un tambo robot

Audio

La Niña no fue tal, en un noviembre húmedo

Audio

Con el foco en los biocombustibles y la matriz energética