Menú
×
Cadena 3

Clima campaña fina

Cultivos muy complicados: por qué es importante que llueva

Pablo Bollatti, coordinador técnico del Grupo Napas del INTA Marcos Juárez, afirmó que esperaban acumular al menos 20 milímetros en junio y julio y "lamentablemente no se acumuló prácticamente nada".

02/08/2020 | 14:59

El coordinador técnico del Grupo Napas del INTA Marcos Juárez, Pablo Bollatti, explicó el contexto climático que atravesamos y los efectos que tiene sobre los cultivos de invierno, en diálogo con Felipe Agusti.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

La mayor cantidad de trigo fue sembrado alrededor del 20 de mayo, con un nivel de humedad acumulada en el perfil que alcanzaba para unos 30 o 35 quintales. Los productores que decidieron sembrar, hoy se encuentran con una gran necesidad de precipitaciones que no llegan.

"Esperábamos en junio y julio acumular aunque sea 20 milímetros y lamentablemente no se acumuló prácticamente nada", señaló Bollatti.

Además, recordó que la fertilización se encuentra en 'stand by', ya que la falta de precipitaciones no pudo poner a disposición del cultivo ese material. Las heladas agravan la situación del trigo, que sin humedad, su recuperación se ve aletargada.

Algunos manchones de maleza tomaron milímetros previo a la preparación del lote para trigo, y según aseguró el técnico de INTA, hoy en esos sectores se puede observar que le falta agua en la condición del cultivo.

"Sería crucial que en los primeros días de agosto tengamos alguna precipitación cercana a los 20 milímetros", alertó.

Además, indicó que se observaron pérdidas de plantas, por lo que ya se puede hablar de pérdida de rendimiento.

Sin lluvias antes del 15 de agosto y frente a un año de neutro a niña, en el que van a faltar las precipitaciones, el ingeniero agrónomo sugirió estar atentos al consumo de agua de los cultivos de cobertura en general.

Otro dato a tener en cuenta es la profundidad de napas, que actualmente se encuentra entre los 2,20 y 3,20 metros, prácticamente sin aportes para el trigo. 

"Para estos cultivos de cobertura, con una napa que no juega, prefiero reservar parte del agua que vaya acumulando en agosto, septiembre y octubre para el próximo cultivo", expresó.

Recordó que en una situación similar en 2019, las precipitaciones del 30 de diciembre al 15 de enero realizaron un aporte que se almacenó sobre una napa a 2,20 metros, definiendo el rendimiento del cultivo de gruesa. Indicó que de no ocurrir una situación similar, es probable que se den rendimientos menores a lo esperado.

Heladas

El ingeniero de INTA explicó que la media de heladas para Marcos Juárez es de 47 eventos. Hasta el momento se dieron 34 días con heladas, con un registro por debajo del promedio para abril, mayo y junio, siendo julio la excepción, con 16 eventos encima de los 10 que es el promedio.

"Un año menos fresco en cantidad de heladas, pero cada una fue bastante intensa, incluso de duración más extensa que lo normal", concluyó Pablo Bollatti.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Agenda

Te puede Interesar

Audio

La zona núcleo padecerá por tercer año seguido a La Niña

Audio

En agosto empeoraron el trigo y el garbanzo

Audio

Preocupa la falta de lluvias

Lo Último

Video

¿Y si consultan a los isleños?

Audio

Ley de humedales: ¿peor el remedio que la enfermedad?

Audio

El sudeste cordobés, de fiesta con la 50° Expo Itaí