Menú
×
Cadena 3

EL BOOM DE LA MAQUINARIA

Jacto, cada vez más nacional

Desde Arrecifes, donde posee su planta, tiene montadas dos líneas de producción y medio centenar de empleados, con un crecimiento del 30% en recursos humanos proyectado para 2022

14/01/2022 | 11:09

Jacto, la empresa de origen brasileño, está en pleno proceso de fabricación en Argentina y nacionalización de componentes. Carlos Palmieri, gerente general de la empresa instalada en Arrecifes, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, entrevistado por El Campo Hoy, destacó que la fábrica “está a pleno”.

Al momento de diseñar la fábrica se hizo un plan de trabajo a 10 años. “El primer año y medio no pudimos cumplir el objetivo trazado, pero a partir de mitad del 2020 estamos en curso con lo proyectado, con lo cual se está trabajando muy fuerte con proveedores en Argentina, incorporando gente en plena pandemia.

“A pesar de todos los problemas que hemos tenido de componentes hemos seguido incorporando gente, arrancamos un 2022 incorporando gente, tenemos un plan para sumar no menos de 15 personas en el transcurso del año, la mayoría para producción”.

Al mismo tiempo hay un plan de trabajo que incluye la nacionalización de componentes, incorporación de nuevos dispositivos, de nuevos procesos muy ambiciosos de la parte industrial.

La fábrica de Arrecifes cuenta con un equipo de 52 colaboradores y dos líneas de producción montadas. “Partimos nuestro proceso industrial con producto, chapa, tubo y fierro ya comprado, cortado y plegado bajo nuestra especificación. Iniciamos el proceso fabril con soldadura, pasamos por un tratamiento de granallado, fosfatizado y pintura. De ahí las piezas van para las líneas de montaje o para la el almacén que es las piezas que se producen en serie.

Una de las líneas de montaje está específicamente, dedicada a maquinaria para frutales. “Tenemos tres modelos de máquinas incorporadas ya en línea y estamos incorporando un cuarto, son todos modelos denominados Arbus 2000 y básicamente van dedicados a la producción de manzanas, peras y duraznos del sur. Además, estamos atendiendo naranja y mandarina de todo el país con esas máquinas. Te nombro los frutales básicamente con su determinación porque van cambiando las alturas de las turbinas, tamaños, tipos de disposición de vientos y demás yerbas en base a cada modelo”.

La línea principal es la de autopropulsados. “Todas las máquinas vendidas en el 2021 y todo lo proyectado para el 2022 son fabricadas en Arrecifes, con componentes nacionales y partes de componentes que también traemos de nuestra casa matriz y desde acá se distribuye para nuestra red de hoy 46-47 concesionarios en todo el país. Tenemos un desafío interesante desde lo industrial para el futuro”.

Al ser consultado sobre la actualidad del mercado, Palmieri especificó que “está muy demandante, con muy buena expectativa. Hay varias regiones del país mirando con cierta desconfianza el cielo porque está faltando agua, obviamente algo de productividad del maíz ya se ha perdido pero el productor sigue invirtiendo.

“Se necesita incorporar tecnología para aumentar la productividad, no tenemos gran cantidad de áreas para seguir creciendo. Pero sí tenemos un espacio muy grande para crecer en productividad en todos los cultivos. Entonces creo que el productor, a partir de la semilla, los procesos que se hacen, el tipo de máquina que se utiliza tanto para sembrar como para pulverizar como para cosechar, está incorporando tecnología para aumentar esa productividad y su rentabilidad”, concluyó.

Agenda

Te puede Interesar

Audio

Jacto debuta como pulverizadora oficial en Expoagro

Audio

New Holland apuesta a la fábrica de Ferreyra

Audio

La maquinaria agrícola brilla en Palermo

Lo Último

Audio

Schiaretti se reunió con la Mesa de Enlace

Audio

Bahillo recibió al campo

Audio

Las rurales cordobesas calientan motores