Menú
×
Cadena 3

Fuego en las islas

“Las vacas no comen cenizas”

Según el productor Enrique Gosset, los ganaderos son los primeros perjudicados por los fuegos. Afirmó que son intencionales, y que el problema persistirá.

09/08/2022 | 08:15

En diálogo con EL CAMPO HOY, el referente de la Asociación Civil Cultura Islera, remarcó que las condiciones que tiene la isla debido a la bajante ya la gran sequía es una cosa recurrente. “Cualquiera que quiera prender un fuego lo puede hacer con un encendedor o una caja de fósforos”, expresó.

Consultado sobre quién es el que prende los fuegos, fue claro. “Esto es sencillo: uno ve los campos quemados y el humo, pero si uno ve lo que viene (después) en un campo quemado…nadie hizo un seguimiento para ver realmente si el productor se beneficia. Lo único que vas a ver es un campo totalmente agredido por el fuego, que por la seca no venga nada, se atrasa respecto de un que no fue quemado y se enmaleza. Pero mucha gente habla de campo sin saber”.

“Son intencionales”

En este sentido, fue taxativo.

Los fuegos son totalmente intencionales, y siempre frente a las ciudades de Rosario o San Lorenzo produciendo un faño que es el humo. Si yo supiera quiénes son haría la denuncia, pero no puedo pecar de lo que hizo todo el mundo, de acusar a los productores, y no hay ninguna prueba que acuse a los productores. La hacienda ahora come ese pasto seco que quedó del verano, y si se te quemó el pasto te quedás sin alimento, y la vaca no come ceniza, obtiene alimento (de baja calidad) de esos pastos naturales”.

Un ecosistema agroecológico

Según Gosset la isla es un lugar extraordinario para la producción ganadera, que incluso se podría usar como vidriera de producción netamente orgánica que es.

“Las vacas tienen condiciones de sombra, buen agua y comida. Pero la actividad ha decaído por casi 50 años de grandes crecientes, y por las economías de este país, en donde además el único delincuente es el tipo que trabaja. Cuando nos va bien son los principales socios, pero en las malas lo único que conseguimos es el ataque por medio de la política, en echarnos las culpa. Pero si se me quema el campo me quedo sin comida para la hacienda, la tengo que malvender o sacarla a pérdida a pastorear”.

Con hacienda y sin hacienda

Según el productor, los campos con hacienda tienen pastos más cortos por el pastoreo y el pisoteo de los animales. “Lo que quedan son campos prácticamente pelados, no desprovistos de vegetación, pero con pastos de pocos centímetros. Y cuando hay incendios, los fuegos pueden ser extinguidos más fácilmente en esas zonas, con ramas, bolsas, o algún elemento. Pero el problema es que hay zonas más ociosas que productivas, los grandes fuegos se dan donde no hay hacienda”.

Finalmente, se mostró escéptico respecto de cambios. “Las condiciones para que esto siga ocurriendo están dadas en su totalidad, y lamentablemente hay algún sector, que desconozco quién, que esto le conviene, y también les conviene echar la culpa a los productores, a esto lo sufrimos en 2008 con el tema de la 125, y los campos venían de una creciente anterior, los campos estaban más cortados con agua, los fuegos no tuvieron el mismo desarrollo que tienen ahora, en aquel momento se podían apagar pero los volvían a encender”.

Agenda

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

Asoma una amenaza para las exportaciones del complejo soja

Video

¿Y si consultan a los isleños?

Audio

Ley de humedales: ¿peor el remedio que la enfermedad?