Menú
×
Cadena 3

Agricultura de precisión

De la cosecha de granos a la cosecha de datos

CLAAS llevó a cabo la jornada “La revolución de los datos en la agricultura”, un recorrido por todo lo que ofrece la tecnología para el manejo de una producción más eficiente y sustentable. Testimonio de usuarios en primera persona.

06/10/2021 | 12:34

El de la agricultura de precisión es un camino de ida y avanza a pasos agigantados. Con la tecnología al alcance de la mano, cada vez son más los productores y contratistas que recurren al manejo de datos para ganar rentabilidad y hacer que su actividad sea sustentable. Las herramientas están sobre la mesa. Se trata de animarse a utilizarlas. Por eso CLAAS Argentina organizó, con la participación de FieldView, “La revolución de los datos en la agricultura”, una jornada que mostró toda la película de la agricultura de precisión en la Argentina.

El primer mapa de rendimiento de Latinoamérica fue presentado por el INTA Manfredi en 1995. Ese mismo año, CLAAS lanzó a nivel mundial la LEXION, la primera cosechadora inteligente con sistema de programación automática para la regulación de la cosecha de 24 granos diferentes. Esta máquina ya hablaba tres idiomas y, por supuesto, contaba con mapa de rendimiento. Recién en el 2000 el GPS estuvo disponible para uso civil.

En 2007, CLAAS fue pionera al desarrollar para sus equipos el sistema de telemetría TELEMATICS que aún hoy viene de serie en los equipos de la marca –con licencia gratuita por 3 años- y permite seguir los datos de cosecha y de performance de la máquina en tiempo real desde cualquier dispositivo móvil.

Palabra de usuario

Federico Moretti es veterinario y contratista de picado en Noetinger, Córdoba, desde hace 23 años. Tiene dos picadoras JAGUAR -una 960 2020 y otra 950 2021-; quedó a cargo de la empresa familiar junto con su hermana a partir del reciente fallecimiento de su padre.

Con su servicio abarcan un radio de aproximadamente 400 kilómetros, con epicentro en Noetinger, Córdoba, llegando a Villa Eloísa en Santa Fe, y Achiras, en el límite de Córdoba con San Luis.

En diálogo con El Campo Hoy contó que hace dos campañas que están usando este sistema que les permite tener sincronizadas las máquinas. “La ventaja que le veo es que uno ve la máquina en tiempo real. Tenemos una picando en Noetinger y la otra en San Agustín y las podés ver en tiempo real, ver el rendimiento que tienen en los campos, con la materia seca que está saliendo o el consumo de combustible de la máquina”.

Todo esto se monitorea desde una computadora o desde el celular en forma remota. Además, en el sistema quedan grabados los mapas del lote que genera la máquina, los cuales se pueden descargar para tener un mapeo exacto del comportamiento de la máquina. “Por ejemplo, si en la punta del lote el material que picaste rindió 50.000 kilos por hectárea y en el bajo rindió 5.000, podés ver absolutamente todo”.

Moretti valoró que

uno le da fidelidad al cliente y los clientes te lo piden, sobre todo por los cambios generacionales. Los chicos nuevos están en el campo con la computadora y necesitan información para ir comparando el rendimiento del lote año a año.

El contratista forrajero consideró que esta tecnología es “imparable. Comenzó hace unos años y se viene cada vez más fuerte, es así”. Por eso recomienda a los colegas que lo incorporen. “Es una herramienta de control porque al tener varias máquinas y estar trabajando una lejos de otra nos permite ver el punto exacto donde está la máquina y monitorear e ir charlando con el encargado de los campos. Además, el cliente cada vez te pide más información y que mejor que poder brindársela”.

La empresa familiar además cuenta con un analizador de silos portátil que permite analizar el silo en el campo que es un servicio complementario que se brinda al cliente.

Otros testimonios

“La tecnología para la transferencia de datos ha facilitado la disponibilidad de grandes cúmulos de información (Big Data) que nos permiten procesarla, detectar patrones y encontrar soluciones”, especificó Juan Carlos Vélez, del Inta, para aclarar que, además, hoy incluso hay softwares gratuitos para interpretar los datos. “El desafío es entender la variabilidad de los ambientes para tomar decisiones de manejo. Tenemos máquinas cada vez más precisas, exactas y potentes. Son verdaderas generadoras de datos por metro cuadrado y también tienen la capacidad de dosificar insumos en esa escala”.

¿Para qué sirve todo eso? Vélez asegura que la verdadera fuerza de la agricultura digital está en incrementar el conocimiento. Pero no se agota ahí. Conocer más ayuda a mejorar el margen bruto del lote. Para confirmar esa idea, el técnico de INTA compartió con los participantes de la jornada dos números que resultaron reveladores: 86.69 U$S/ha es un margen bruto con dosis fija vs. 139.96 U$S/ha con dosis variable. En el mismo ambiente.

La máquina como usina

Tanto la rentabilidad como la sustentabilidad de la producción hoy están atadas al conocimiento que aportan los datos. “Argentina está primero en el ranking de máquinas equipadas con TELEMATICS a nivel global”, disparó Reynaldo Postacchini, vicepresidente de CLAAS Argentina. Así como aquella primera LEXION lanzada en 1995 revolucionó la cosecha en el mundo, la nueva LEXION 7000-8000 presentada el año pasado volvió a marcar un horizonte nuevo.

“Hoy la máquina funciona sola”, dice Postacchini. Son más de 15 tecnologías agrupadas en el CEMOS, el sistema de inteligencia artificial que le simplifica la vida al operario. Además de recoger y enviar todo tipo de datos en tiempo real, “la máquina se detiene o disminuye la velocidad frente a situaciones particulares como exceso de flujo de material, hace las regulaciones automáticas de los cóncavos en forma automática. Por ejemplo, si detecta un manchón verde demasiado grande se frena sola, detiene el cabezal, la descarga. Es la cosechadora más inteligente del mundo”, detalla y acota que la cabina de una LEXION tiene cuatro formas de manejarse, de acuerdo a la generación a la que pertenezca el operario.

A su vez, hoy todas las marcas están conectadas e intercambian datos en la nube. El sistema se llama Data Connect y le permite al productor recoger e interpretar la información proveniente de distintos equipos.

Agenda

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

Ambientaciones automáticas de la mano de Xarvio

Audio

Yerba orgánica: una producción que crece

Audio

La virtualidad, un desafío para el rubro semillero