Menú
×
Cadena 3

Falta de lluvias

Lattanzi: "El frío y la falta de lluvias jaquean al trigo"

Hacen falta entre 10 y 15 milímetros, señaló.

19/08/2020 | 08:55

Mauricio Lattanzi, jefe de asesores técnicos de la Cooperativa Agropecuaria General Paz, dialogó con Ricardo Agusti y analizó el contexto de sequía que atraviesa el cultivo de trigo en este momento.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

“Estamos preocupados por la situación hídrica a nivel zonal, de los 20 años que uno viene trabajando, esta es una de las sequías más importantes en periodo invernal, prácticamente 4 meses sin lluvia”, señaló Lattanzi.

Los perfiles se han secado de forma importante y preocupa la situación del trigo que comienza una etapa de mayor requerimiento humedad. A casi un mes de la siembra de maíz, los perfiles también están demasiado secos para este cultivo, por lo que es necesaria una lluvia de al menos 10 a 15 milímetros.

El ingeniero explicó que hoy las napas están cercanas a los tres metros de profundidad, con lo cual ya no es un factor que pueda influir en el cultivo, ya que se encuentra fuera de alcance.

Rindes

“Si bien tenemos varios factores que están afectando a la producción de trigo en la zona, el primero es que se ha sembrado entre un 20 y 30 por ciento menos que la campaña pasada por la situación hídrica”, aclaró Lattanzi.

Luego, a la falta de agua, la acompañó el frío, las últimas heladas han dejado pérdida de hojas y amarillamiento en algunos lotes. El jefe de asesores técnicos explicó que aún es temprano para determinar la pérdida de rendimiento ya que este se comenzará a definir de ahora en adelante.

Una lluvia podría “ayudar a que no se pierdan los macollos de las plantas potenciales, y eso permitiría una cosecha aceptable. De seguir así seco se va a complicar de forma importante la producción en la zona”, advirtió.

Maíz

Lattanzi destacó que actualmente en la zona, la ventana de siembra es muy amplia, gracias a la genética de los cultivos. “Del 15 de septiembre al 20 de octubre es una fecha ideal para la siembra de maíz de primera”, precisó.

Si no llegara a llover adecuadamente es muy probable que muchos lotes pasen a tardío o directamente se cambie de cultivo y pasen a soja, pero aclaró que sería “un caso extremo que no se pueda sembrar el cultivo de maíz”.

Fertilización nitrogenada

“La fertilización nitrogenada avanza año tras año, tanto en tecnología de productos como en volumen de aplicación”, aseguró el ingeniero.

Explicó que hoy el maíz es muy dependiente de la fertilización nitrogenada, y ha aumentado de forma importante esa cantidad que aplica el productor por hectárea, “vemos los resultados, hoy tener un promedio de 13 toneladas de maíz por hectárea es bastante normal, estamos casi un 30% más de productividad respecto a 10 años atrás”.

Los motivos son la fertilización y nueva genética que va incorporándose.

Por último, señaló que son necesarios entre 10 y 15 milímetros para reactivar los primeros centímetros del suelo donde está la actividad biológica.

“Si no tenemos humedad, esos primeros 20 centímetros están muertos. Necesitamos algo de agua para que se vea ese cambio importante en el color del trigo, para acompañar al productor que tanto apuesta al cultivo de trigo”, concluyó Mauricio Lattanzi.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Agenda

Audios

Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas

Claves: Cae la confianza por las nuevas limitaciones

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro

Te puede Interesar

Audio

Lluvias oportunas para los cultivos en llenado de granos

Audio

La rentabilidad de la soja compensa la pérdida en trigo

Audio

Bassi: la relación insumo-producto fue récord en noviembre

Lo Último

El 31,5% del maíz argentino se produciría en zona núcleo

Audio

Bollatti: "Las gramíneas de invierno son imprescindibles"

Audio

Maíz: los grandes rindes en Córdoba salvaron la cosecha