Menú
×
Cadena 3

Los chicos crecen

Las nuevas generaciones pisan fuerte en De Grande

Federico se sumó hace dos años a la empresa tras la repentina muerte de su padre, Edgardo. Planes de aumentar la tecnología y la productividad en la firma de Armstrong.

03/12/2021 | 06:29

Cada empresa del corazón metalmecánico argentino tiene su historia y su impronta. En general se impone la incorporación de las nuevas generaciones en forma natural.

No es lo que sucedió en De Grande, fábrica de cabezales maiceros de Armstrong, donde hace dos años se produjo la inesperada muerte de su titular, Edgardo.

Federico De Grande, el nuevo referente de la empresa.

Su hijo, Federico de Grande, se sumó a partir de ese momento. “Hace más de dos años del fallecimiento, así que nos estamos acostumbrando todavía un poco a su falta. El lado positivo es que la empresa sigue a paso firme, que el rubro pudo trabajar, que trabajamos bien el año que pasó y tenemos buenas perspectivas para el año que viene también. A pesar de todos los problemas que pueda haber en el sector por el tema de proveedores, por el tema de faltantes de materiales, tuvimos un buen año y esperemos tener uno bueno también”.

De Grande se especializa en la fabricación de cabezales maiceros. El año pasado lanzó un nuevo modelo. “Tuvo una muy buena aceptación en el mercado, esperamos que siga consolidándose y poder aumentar las ventas también en nuestro modelo de toda la vida”.

La característica saliente del nuevo equipo es que se trata del “otro modelo de trilla que el mercado lo venía pidiendo, que es el de rolos con paletas desencontradas, aparte del modelo de rolos con cuchillas enfrentadas que toda la vida se fabricó acá en De Grande”.

Durante el año, la empresa de Armstrong, que emplea unas 65 personas, ha vendido unos 150 cabezales y la expectativa es de incrementar aún más la producción y las ventas en 2022.

Tenemos un plan de aumento de producción a partir del aumento de la productividad y la tecnología de la fábrica. Estamos con un plan de inversiones, ir cambiando máquinas viejas por máquinas nuevas, ir tecnificando la empresa e ir organizando la gestión industrial de una manera un poco más profesional”

especificó De Grande.

Respecto de la situación del sector, el joven empresario remarcó que “a comparación del resto del país no se puede quejar, tuvimos un buen año, acompañado por unos buenos rindes de los cereales, buenos precios de las commodities. El sector trabajó, ayudado también que nunca frenó a pesar de la pandemia y de la cuarentena".

También manifestó que así como el sector tuvo un buen año, después hay un montón de factores que pueden influir: climático, gubernamental, brecha cambiaria, proveedores, faltante de insumos, que por ahí pueden impactar en el sector. "Pero así y todo con todas las problemáticas la verdad que viene siendo un buen año”.

En lo que resta del año De Grande debe cumplir con algunas entregas pendientes de manera tal de poder llegar al fuerte de la campaña, en enero o febrero, con buena capacidad de entrega “La idea es entregar un equipo por día y estamos preparados para eso”, concluyó el empresario.

Agenda

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

La agricultura de precisión no frena su crecimiento

Audio

Comofra: mejorar procesos para producir más

Audio

Agrometal, un año en positivo